Tras dos horas de exploración marina a 270 metros de profundidad, cerca de la península Antártica, Javier Bardem ha destacado “la abrumadora variedad de colores y vida” en este océano. “Es absolutamente increíble descender al fondo del océano Antártico y documentar la existencia de todas esas especies, con toda su diversidad de colores, y demostrar la importancia de proteger este océano único”, ha añadido.