Directora de Aldeas Infantiles SOS, que acoge a 600 niños del Sename, critica la gestión del sistema de protección de menores y cuenta cómo de continuar el modelo actual deberán cerrar la mitad de sus centros a corto plazo.